El porqué crio canarios

Desde muy niño siempre ví algunas que otras aves en casa ya que mi padre era un gran aficionado a ellas, principalmente a los gallos de pelea de raza canaria, llamados "ingleses"  y a las palomas mensajeras, afición, ésta última que me transmitió y de la cual quedé impregnado.

 

Simultáneamente, con la práctica de la colombofília también le gustaba el tener algun que otro pájaro canario sin más pretensión que la de disfrutar de su alegre canto. Yo pasaba las horas muertas en la azotea de casa ayudándo a mi padre en el mantenimiento del palomar y de aquellos pájaros canarios, reformando el palomar o bien construyendo mis propias jaulas. Así que, en ese propicio caldo de cultivo, esa afición por estos dos tipos de aves enraizó en mí y me ha acompañado hasta el día de hoy.

 

A finales de 1984, ya casado y con dos hijos, Emma y Jorge, y debido al cambio de domicilio y al escaso tiempo que les podía dedicar a mis aves, abandoné temporalmente la práctica de estas dos aficiones, hasta que en enero de 2007, Pino Isabel, mi esposa, no tuvo mejor ocurrencia, sabiendo cuanto me gustaban, que regalarme una pareja de canarios de canto timbrado. Ya no pude dejar aparcada una de mis aficiones por más tiempo.

Canaricultor:

Adolfo Santiago

Benítez Almodóvar

Nº Criador Nacional:

FG-055

Club y Federación:

Asociación Gran Canaria de Canarios de Canto (AGRACANTO)

Federación Española de Canarios de Canto (FECC)

Situación aviario: Las Palmas de Gran Canaria

                                                                                Islas Canarias